CARTA A UN PADRE

Septiembre 23 2008

 

 

LUKITAS:

 

Mujer, mamá  y muchas cosas mas,  te escribo conmovido por lo que has vivido con tu hijo y  no  quiero pasar en blanco mi posible aporte con palabras para que   recibas aliento en tu tarea.

Lo primero que se me ocurre pensar es que entre los Hijos y los padres siempre habrá contradicciones, especialmente en  la época de la crianza, cualquier  no o freno que pongas para dirigirles la vida a ellos,  borra  muchos años de esfuerzo para conseguir  el sustento y de velar  noches  buscándoles la salud. Así es. Somos  los malos  más fácilmente y para rematar  nos volvemos modelos demasiado viejos para ellos y a veces con razón. Ves que tenemos dos barreras, casi naturales para entendernos con nuestros Hijos.

 Tranquila   eso mismo hicimos nosotros  con los padres nuestros  a lo mejor nos  toque  aprender con los   propios hijos  lo que no pudimos aprender con nuestros  viejos.  La vida son ciclos, en los que  aprendiendo  crecemos, ascendemos en una escala de perfeccionamiento.

 Vivo,  después de todo, muy agradecido con mis Hijos  por lo que me exigieron  para ellos y por la que me  exigieron para que  aprendiera a ser,  a superarme en mis límites tratando de  darle lo mejor a ellos.

Cuando nuestros Hijos tropiezan y caen   nos da remordimiento de no haberles dado las  suficientes herramientas y protecciones para que salieran airosos, somos de una cultura que todo lo arregla   con   autoflagelación, con remordimientos de conciencia   que es precisamente lo que mas daño nos  hace, lo que más nos limita para  entender lo que  está pasando y por lo tanto para dar respuestas  acertadas, inteligentes y que  a la postre nos  den  su  quinta esencia en enseñanzas, porque creo  que  estamos en este mundo, que  funciona como un gran colegio, en el que nos  toca   a diario,  hacer de alumnos,  para  aprender  y no precisamente  todo aprendizaje conlleve dolor, aunque si esfuerzo;   Por lo tanto, no te   acobardes, no sientas remordimientos  con lo que  estimas debiste haber hecho y no o por lo que  ahora  crees que es un error en tus actuaciones. Eso sí, te invito a  una pausa, a una reflexión,  a emplearte tan a fondo como cuando tienes un problema laboral que consultas,  meditas, esperas y que lo que menos  haces es llenarte de angustias  y de  pensamientos negativos  porque   no te permiten ver con objetividad  y  así mismo dar lo mejor  a tu empresa, en este caso es igual salvo que los sentimientos  son motivantes mas intensos y  el dolor y la auto recriminación   pueden ser mayores, pero igual  no hay que dejarnos llevar pos  los sentimientos y pasiones negativas  ya que son un veneno que  maltrata nuestra vida y la de quienes dirigimos y que en últimas  y en todo momento son nuestra real  responsabilidad,  es por lo que    daremos cuentas  cuando la  barca de nuestra vida llegue a su playa.

Me parece  que  es importante  enseñarles  a los Hijos  a ser autónomos y  a tener sueños  además que interiorices, que ellos con su esfuerzo los pueden alcanzar. Que si   cabe en el cerebro, pronto  será realidad, no tiene importancia les dure  toda la vida alcanzándolos.   

 

 

 

 

 

Sueños  cuyo límite sea el cielo, confianza  en si mismos para alcanzarlos y   vos  como linterna y escalera para darle los primeros pasos  que formula tan  maravillosa. No te imaginas  los  resultados y el orgullo que   te darán esos   Hijos. Es la posibilidad de que saquen   los valores que tiene  guardados y para los que vinieron preparados,  ellos tienen  todos los valores condiciones  aptitudes  pero en embrión, el sueño es   el camino para  que  se desarrollen   esos   embriones.

Nosotros  como padres  formados en la cultura del miedo y de la  censura tenemos muchos límites, todo nos da miedo y esa es una  ruptura que tenemos que hacer  para darles alas   a los  Hijos y que puedan realizar sus  sueños.

Así, que mi querido pande trigo, mujer  hermosa y madura   a meditar sobre los límites que tienes que romper para dejar crecer a tus Hijos, que lo que acabas de vivir es solo una llamada del hijo que le pide mas atención  a su progenitor, sin  que eso  sea   en realidad  un motivo para creer que antes estabas desatendido,  los humanos  tenemos un corazoncito  lleno de sentimientos y de inmadureces y esa es la tarea  brindarles  todo el apoyo   de luces y   de medios

  Para que  se desarrollen.

 

  Me encanta verte en la arena de la vida

  Haciendo crecer responsablemente   a tus Hijos.

 

NOTA: La comparto con quienes como yo tienen hijos.  De corazòn gracias a quien me la escribiò y me la enviò "TE QUIERO MUCHO"….. Lukitas

Esta entrada fue publicada en REFLEXIONES. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s