ESPIRITUALIDAD

Antoni de Melo

Caminar sobre las aguas (parte IX) 

ESPIRITUALIDAD

 

Espiritualidad es estar despierto. Desprenderse de las ilusiones. Espiritualidad es no estar nunca a la merced de acontecimiento alguno, cosa o persona. Espiritualidad es haber hallado una mina de diamantes dentro de usted. La religión se destina a guiarlo hacia eso.

 

"¿De qué vale ganar el mundo y perder el alma?" Piense en lo que siente cuando observa una puesta del sol, o cuando está en contacto con la naturaleza y compare eso con el sentimiento que tiene cuando es apreciado, aplaudido, elogiado. El primer tipo de sentimientos, lo llamo sentimientos del alma, el segundo es el que llamo sentimientos del mundo. Piense en el sentimiento que tiene cuando vence en una carrera, o en una discusión, cuando llega a la cima, cuando tiene éxito ¡Sentimientos del mundo!. En contraste con los sentimientos que cuando está realizando un trabajo que ama, cuando está inmerso en un hobby, leyendo un libro, viendo una película. Sentimientos del alma. Piense en el tiempo en que tiene poder, cuando es jefe, cuando todo el mundo lo está mirando, y usted se encuentra en la cima. ¿Qué clase de sentimiento le crea eso? ¡Sentimientos mundanos! contraste ese sentimiento con la alegría de la intimidad, de la compañía de los amigos. Usted los aprecia sin sentirse atado a ellos, riendo y divirtiéndose. Sentimientos del alma.

Los sentimientos del mundo no son naturales, fueron inventados por su sociedad y por la mía, para controlarnos. Ellos no ven a la felicidad, sólo a la excitación, al vacío, a la ansiedad. Piense en su propia vida ¿Hay un sólo día en el que usted no esté, consciente o inconscientemente volcado sobre lo que piensan los demás, sobre lo que sienten o dicen respecto a usted? Sus pasos están controlados; usted marchará al ritmo de los tambores. Mire alrededor. Vea si encuentra a alguien que esté libre de esos sentimientos ¡Sentimientos del mundo! En todas partes usted encuentra a personas encadenadas a los sentimientos del mundo, viviendo vacías. Ganaron el mundo, pero perdieron el alma.

Un grupo de turistas está pasando por campos deslumbrantes Pero las cortinas del tren están cerradas, y ellos no ven nada. Están todos ocupados en decidir quién ocupará la silla de honor, quién será apreciado, quién es el mejor, quién es el más bonito, el más talentoso y así hasta el final del viaje Si ustedes pueden entender eso, serán libres, comprenderán qué es la espiritualidad.

Entonces descubrirán qué es la realidad, quién es Dios, pues se verán libres de una de las mayores ilusiones. La ilusión de que necesitamos ser apreciados, estimados, tener éxito, tener prestigio, honra, poder y popularidad. ¡Sólo hay una necesidad! esa necesidad es amar. Cuando alguien descubre eso, está transformado. Cuando la vida se vuelve oración… Cuando la espiritualidad rebosa nuestros hechos.

 

Deje su Barca en la playa 

Un día viajaba yo de los Estados Unidos a Canadá. Cuando pasábamos la frontera, el piloto dijo: "¡Estamos en la frontera americana!" Miramos hacia abajo y, chistoso, la gente no vio nada, ¿saben? ¿percibieron que eso sólo existe en la mente, que en la naturaleza no hay señales? ¿Que ser americano, solamente está en su mente? ¿Que no hay árboles o montañas americanas? ¡Eso es una convención! Pero la gente está dispuesta a morir por eso, les parece tan real la separación.

¿Se dio ya cuenta que el día de Navidad sólo existe en su cabeza? En la naturaleza no hay Navidad. Pero se ve a la gente invadida por los sentimientos navideños. Y no existe día de año nuevo, no hay hijos ilegítimos. ¡Decirle a alguien que él o ella es hijo ilegítimo es un problema!. En la naturaleza no hay niños ilegítimos. La ilegitimidad es una convención humana. Decirle a un niño que es adoptado, entonces… ¡Eso sólo existe en la mente! Hay culturas en dónde casi todo el mundo es adoptado, y nadie se incomoda. Reaccionamos a las palabras, a las ideas, Nosotros vivimos de ideas. Nos alimentamos de palabras.

Me acuerdo de un hacendado, cuya propiedad estaba en la frontera ruso- finlandesa. Tuvo que decidir si quería que su hacienda quedase en Finlandia o en Rusia. Escogió Finlandia. Los oficiales Rusos le preguntaron por qué no quería quedarse en Rusia y el dijo: "Miren, durante toda mi vida quise vivir en nuestra madre Rusia, pero a mi edad, ¡francamente, no sería capaz de resistir otro invierno Ruso!.

El amor no es atracción "yo amo más de lo que amo a cualquier persona! Traducción: me siento más atraído por usted que por los demás". ¿Qué les parece? Usted me atrae más que los demás. Usted se ajusta mejor al programa de mi mente que las demás personas. Eso no es muy lisonjero para usted, porque si mi programa fuese diferente… Acuérdense de las personas que dicen: ¿Qué encontró en ella? ¿Qué ve en ella? ¡La atracción es ciega!

Una pareja de viejos estaban conmemorando sesenta años de casados. Estaban cansados después de la celebración y, sentados en el balcón, el abuelo emocionado dijo: "¡Abuelita, me siento orgulloso de usted!" Y ¿Qué dijo la abuela? "Es mejor si habla más alto, no puedo escuchar sin el aparato". Y el dijo: "¡Estoy Orgulloso de usted!" Y ella responde: "¡Yo también estoy cansada de usted!". Ahí es dónde se acaba la atracción. ¿Usted se siente atraído por alguien o por algo? Al entregarse a la atracción, se sigue la gratificación. Y después de la gratificación, el cansancio o la ansiedad: "Espero poder retener eso! ¡Espero que otra persona no coja!" Sentimiento de posesión, celos, miedo a la pérdida. ¡Eso no es amor! El amor no es dependencia. Es muy bueno depender de las personas. ¡Si no dependiésemos los unos de los otros, no tendríamos sociedad! ¡Independencia! Dependemos del carnicero, del panadero, del piloto, del taxista, de toda clase de personas. Pero depender unos de otros para ser felices, ahí está el mal.

Algunas veces, vemos dos personas vacías dependiendo una de la otra, dos personas incompletas apoyándose mutuamente. Dos dominóes, uno se mueve, y el otro se cae. ¿Eso es el amor? ¡El amor no es el calmante de nuestra soledad! Las personas se sienten vacías por dentro y se apresuran a precipitarse al vacío con alguien. Eso no es amor. Para huir del vacío y de la soledad, la gente se entrega a toda clase de actividades, al trabajo, a los brazos de alguien. Pero la cura para la soledad no es el contacto con los seres humanos sino el contacto con la realidad. Al enfrentar la soledad, descubrimos que no está allá. ¡No hay ningún vacío! Esa es una cosa que debemos recordar en el futuro. Lo que usted busca, está dentro de usted.

Al enfrentar todo lo que hay en su interior, aquello de lo que está huyendo desaparece. Y lo que busca sale a flote. El amor no es el calmante de nuestra soledad. Cuando la gente habla sobre el amor, en la mayoría de las veces están hablando de una mercancía para negociar "¿Usted es bueno para mí?" ¡Seré bueno para usted! ¿Es usted agradable para mí? ¡Seré agradable para usted! ¿Usted no es gentil conmigo? Chistoso, los sentimientos que yo tenía respecto de usted, se volvieron amargos!" ¿Eso es amor? Ese es el mercado de las emociones, disfrazado de actitudes de amor. El amor, no es deseo. Hace siglos, Buda dijo: "El mundo está lleno de sufrimiento. El origen del sufrimiento, la raíz del sufrimiento es el deseo. La eliminación del sufrimiento, consiste en eliminar el deseo". Por deseo, él quiso decir aquello de cuya satisfacción depende mi felicidad. Y nuestra sociedad y cultura están todo el tiempo impulsándonos a aumentar ese deseo. Estamos cada vez más programados para la infelicidad y para el desamar.

El mundo está lleno de sufrimiento. La raíz del sufrimiento es el deseo. La eliminación del sufrimiento pasa por la eliminación del deseo. ¡La ambición es un lavado cerebral que nos hicieron! Nos dijeron que si no teníamos ambición, no haríamos nada. Se olvidaron de la energía y de la delicia que hay en el trabajar. "Cuando un arquero dispara sin pensar, aplica toda su destreza, Cuando lanza por un premio en oro, queda ciego, pierde la razón, ve dos blancos. Su habilidad no varió, sino el premio. El se preocupa más en vencer que en lanzar. Y la necesidad de ganar, lo dejó sin poder. La ambición le quitó el poder".

El mundo está lleno de sufrimiento, la raíz del sufrimiento es el deseo. matrimonios construidos sobre el deseo, son muy frágiles, listos a desbaratarse: "¡Tengo muchas expectativas respecto de usted, es mejor que usted no me falle…" "Usted tiene expectativas respecto a mí. Es mejor que yo las cumpla" … ¡Discusiones! "¡Usted necesita de mí! ¡Yo necesito de usted! ¡Usted necesita encontrar su felicidad en mí!" Y ahí comienza la pelea. Ahí comienza el sentimiento de posesión. ¡Donde hay ese tipo de deseo, hay una amenaza! Y dónde hay amenaza, hay miedo. Y dónde hay miedo, no hay amor. Porque siempre odiamos lo que tememos. ¡Y el perfecto amor elimina el miedo!. Donde quiera que haya deseo de ese tipo, viene siempre acompañado de miedo.

El amor no es deseo, no es fijación. Apasionarse es el opuesto exacto del amor, pero la pasión es canonizada en todas partes. Es una enfermedad con la cual todo el mundo trata de contagiarnos. La escuchamos en el cine, en las canciones de amor. Vi una película en la que la joven le decía al muchacho: "¡Yo lo amo, no puedo vivir sin usted!" ¿No puedo vivir sin usted? ¿Amor? ¡Eso es hambre! Cuando me apasiono por usted, ¡dejo de verlo! Donde quiera que haya una emoción poderosa, positiva o negativa, no puedo divisar nada. La emoción interfiere y me hace proyectar mis propias necesidades en el otro. Hablamos hasta ahora de lo que es el amor y llegamos a la conclusión que no puede decirse lo que es el amor. No puede decirse. Cuando usted se despoja de sus miedos, aficiones e ilusiones, sabrá. Caminamos entre comparaciones.

Amar significa: al menos, claridad de percepción y precisión de respuesta. Ver al otro claramente como es. Eso es lo mínimo que puedo pedir en el amor. ¿Cómo puedo amarlo si no lo veo? Generalmente cuando nos vemos no nos vemos el uno al otro. ¡Buscamos una imagen! ¿Un marido se relaciona con su mujer, o con la imagen que se ha hecho de ella? ¿La mujer se relaciona con su marido o con la imagen que se hace de él? Tengo una experiencia de usted. Esta experiencia está guardada en mi memoria, hago mi juicio basado en la experiencia. La llevo conmigo. Actúo o reacciono con base en eso. No con base en lo que usted es ahora. Lo miro a usted a través de un retrato. Cuando usted viene y me dice, después de una pelea: "Siento mucho por aquella discusión", sería maravilloso que no me acordase de nada más. Se dice que los místicos hablan cuando dicen: "¡Purificación de la memoria!" no dicen olviden todo, sino despójense de la emoción. ¡Cúrense del dolor!. Ustedes dicen: "¿Te acuerdas cómo estábamos de apasionados hace dos años?". ¿Usted quiere que yo reaccione a eso, o a usted, como usted es ahora? Cuando se piensa en el amor como inversión, no se sabe lo que es el amor.

Amar es como escuchar una sinfonía. Ser sensible al todo de la sinfonía. Significa tener un corazón sensible a todos y a todo. ¿Usted puede imaginar que una persona escuche una sinfonía y sólo escuche los tambores? ¿O darle tanto valor a los tambores que los demás instrumentos queden casi apagados? Un buen músico, que ama la música, escucharía cada uno de aquellos instrumentos; puede tener un instrumento favorito, pero los escucha a todos. Cuando usted se apasiona, cuando tiene un sentimiento de apego, una obsesión, ¿Sabe qué acontecerá? El objeto de su pasión se destaca y las demás personas son opacadas.

El amor no es una relación. Es un estado del ser. El amor existía antes que cualquier ser humano. Antes de existir usted, el amor ya existía. Yo le dije que cuando el ojo está despejado, el resultado es la visión. Usted no puede hacer nada para conseguir el amor. Si usted comprendiese sus obligaciones, apegos, atracciones, obsesiones, predilecciones, inclinaciones y si se despojase de todo eso, aparecería el amor. Cuando el ojo está despejado, el resultado es la visión. Cuando el corazón está despejado, el resultado es el amor. Se llega al país del amor Pasando por el país de la muerte. Y su corazón lo llevará al extenso desierto. Al comienzo sufrirá soledad… pero el desierto florecerá por su amor… y habrá música …. será siempre primavera. Dése un alimento apropiado… muera a sus necesidades. Y cuando no desee nada, ni a nadie, ¡estará libre para la fe! Después venga y camine sobre las aguas.

Esta entrada fue publicada en PARA EL ALMA. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s